jueves, 11 de mayo de 2017

Fotos antiguas de Quintana

Si alguien quiere aportar fotos, me las puede enviar a lopezmanero(arroba)hotmail.com Por el contrario, si alguien que sale en una foto, no quiere que ésta esté publicada en este blog, también me lo puede manifestar al mismo correo y doy de baja la foto.

AGUSTÍN SÁEZ, por medio de su primo Lorenzo, me envía las siguientes fotos (12):

Piedad y Agustín, el día que les casó su tío Justo Sáez.

















La casa de Piedad y Agustín, a vista de pájaro.

LEONCIO me envía esta fotografía de sus padres, Beatriz y Florentino, a quienes recordamos con cariño.



RESTI ÁVILA, desde Buenos Aires, me envía estas fotos:

Recibo un correo desde Buenos Aires. Resti Ávila García, hijo de D. Jacinto, el caminero, y de Dª. Rosa,
ha descubierto este blog, y me dice que se ha emocionado al ver las fotos del pueblo, la gente, las casas,
incluso la casa en donde nació y pasó su infancia, y que le han traído gratos recuerdos. En 1966 se fue
a Argentina, se casó, tiene dos hijas y 3 nietos hermosísimos. Ha visitado Quintana en alguna ocasión.
Nos dice que todo esto es muy lindo. Muy lindo y muy bonito, digo yo. Desde aquí, os deseamos lo mejor.
En la foto central, con sus hermanos Teresa y José Luis, en su última visita a Burgos.

Mi primo JUAN CARRANZA me envía unas fotos, que agrupo en estas dos fotocomposiciones:

Arriba vemos dos de ellas, de una procesión con la Patrona de Quintana, la Virgen de la Paul.
Y esto es otra procesión. Ambas de mediados de los años 90.

Bueno, las siguientes 10 fotos, me las dejan mis hermanos MI FAMILIA Y YO:

Esta foto (1950) nos la envió el tío de Buenos Aires,
Ricardo Manero, que aquí aparece con 3 nietas.
 
Foto de boda de mis padres en 1946. Hecha
en Bilbao, donde fueron unos días de viaje. 
Mi madre con Ricardo en brazos, Fernando
 a la izda. y yo a la derecha de la foto.
Fernando, Ricardo y yo (Luisito, el mayor de 7).
Ya somos 5, los pequeños Jesús y Maravillas
Raquel (ahora, la pequeña), Ricardo, Maravillas y Jesús.
Fernando y yo, 1958?

Ricardo, 1962?

1954. Mi madre con mi hermano Ricardo en brazos. A su izquierda mi hermano Fernando y a su derecha
sus dos hermanas con sus hijos.


Ignoro el año. Las mozas ataviadas con trajes típicos en una procesión en honor del santo
patrono del pueblo, San Mamés. Los cuatro mozos que portaban las andas, vestidos de fiesta. 
Más adelante hay otra foto similar, pero cambian los acompañantes del santo.
1970. Esta foto y las dos siguientes están hechas en Madrid, ésta en concreto en la Feria del Campo, en una
excursión organizada por la Caja de Ahorros Municipal de Burgos. Ya llevaba yo 3 años en Madrid.


Mis padres en la Feria del Campo, comiendo en compañía de los molineros de Cerezo de Rio Tiron.
Mi madre y mi hermana Maravillas.
Mi padre en los años 90.

Las siguientes fotos, enviadas por LUIS SÁEZ ABAD, fueron las primeras de este nuevo apartado del blog.



A San Isidro Labrador se le sacaba en procesión el 15 de Mayo por las calles del pueblo. Si el año venía escaso de
lluvias, los que portaban las andas penetraban un poco en un trigal y los asistentes entonaban una plegaria invocando
 la lluvia. En los cestillos que portan las chicas se llevaban a la iglesia las ofrendas de frutos y semillas del campo.

Obsérvese la perfecta alineación: nadie quiere quedarse sin salir en la foto.



Los danzantes eran los protagonistas de las fiestas.

Para portar el pendón había que ser un mozo recio. El peso se soportaba con un arnés y para mantenerlo erguido
se ayudaba de ambas manos. Otro chicos estaban al quite por si había que ayudar, sobre todo si hacía viento.

Al ser las aguas duras, para limpiar la ropa se mojaba con agua de la que se recogía de lluvia y se enjabonaba y 
frotaba lo que se estimaba suficiente. Eso se hacía en el jabonador. Luego se iba al río y se daba el aclarado definitivo.
Me puntualiza Luis que lo que llamo jabonador se llamaba entremijo. Busco en el diccionario y entremijo es
la tabla o mesa inclinada en la que se ponen los quesos recién hechos para que escurran el suero. Puede valer.

Calle en el Barrio de Arriba, antes de cementarse.
La Fuente de Abajo, una manantial de agua protegido con piedras, con acceso lateral para llenar los cubos.
Esta fuente tiene un caño con el que se llenan las 3 pilas en batería que se utilizaba de abrevadero.


Una beldadora, que en su día debió suponer una revolución. Hasta entonces, y yo lo he conocido, se separaba
el grano de la paja echando la mies trillada al viento, el cual se llevaba la paja más lejos que el grano.
(Beldar: aventar las mieses con el bieldo).
Esta técnica perduraba desde hacía miles de años (los egipcios), como también ocurría con la siega a hoz y zoqueta.

La segadora gavilladora también supuso una revolución, y casi desterró el penoso trabajo de segar a hoz. Era de
tracción animal, con una pareja de mulas. La plataforma que vemos está en posición de transporte, pero para
segar se ponía en posición horizontal. En su frente llevaba una cuchilla, de unos dos metros de longitud, y con
un movimiento de vaivén cortaba la mies, que caía sobre la plataforma ayudada por unos rastros giratorios 
de madera (que faltan en la foto) y cuando formaba gavilla, uno de los rastros vaciaba la plataforma.
UNA DE ROMANOS: (fotos cedidas por Alfonso):
Aunque las siguientes fotos no son antiguas, las he ubicado aquí porque tratan de recrear las gentes que vivieron por la comarca hace muchos años. Los autrigones poblaban el valle del Tirón y zonas adyacentes, y los romanos construyeron, hace unos 1800 años, ciento arriba ciento abajo, la calzada que va desde Tarragona (Tarraco), pasando por Zaragoza (Cesar Augusta), Cerezo de Rio Tirón ( Cesarea, Cerasio) y Briviesca (Virovesca) hasta Astorga (Asturica Augusta). En Carraquinea, dentro del término de Quintanaloranco, se juntan autrigones y romanos procedentes de Cerezo y Briviesca, tratando de reivindicar el respeto por la calzada y para frenar su deterioro o su ocupación por particulares. Carraquinea parece que viene a significar via romana apta para carros, no solo para viandantes, ganado y caballerizas. (¿Ben Hur y su cuadriga?).  Esas piedras blancas se muestran porque es el tipo de piedra con la que los ingenieros hacían el firme de la calzada, no obstante y en esta calzada, la capa de arriba es de guijo del Tirón y tierra apisonada. Ahí está, después de casi 2000 años.







Instrumento con el que los ingenieros romanos se ayudaban para que el trazado de la calzada fuera lo más recto
 y lo más llano posible.




12 comentarios:

  1. Hola José Luis:
    Las fotos antiguas tienen un atractivo especial. Ayudan a recordar cómo eran y vivían nuestros antepasados y las costumbres del lugar.
    La segunda foto me gusta especialmente.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Impresionante José Luis.
    No hay mejor documento para rescatar el ayer de los pueblos que las fotografias antiguas. Una gran muestra de como eran esos años a traves de las costumbres, actos festivos, vestimenta, etc, no tiene precio. Mención especial al encanto con el que toda la gente posa para salir en la fotografia. Animo a toda la gente que tenga estas fotos para mostrarlas y compartirlas con los demás.

    Gran aporte José Luis.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola José Luis:
    Aunque no venga a cuento y como no veo tu correo de perfil, te quería preguntar si sabes la ubicación de la cueva de Fuentevieja en termino de Cárrias y que es el conjunto kárstco de yesos único en la provincia. Estoy interesado en visitarla pero igual, tú, por cercanía sabes algo Si fuera así, por favor ya me indicarás.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Hola, mi hija está haciendo un trabajo para el colegio, ¿ sabes alguna leyenda del pueblo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nerea Leticia: ¿De dónde eres?
      No me sé ninguna leyenda sobre Quintanaloranco. Pero me has dado pie para contar algo que a mí me emociona, aunque no sé si será adecuado para el trabajo de tu hija, ya que ignoro su edad.
      Después de varios años sin visitar mi pueblo, hace unos 17 años, ya cincuentón, me di un paseo por sus calles acompañado de mi hermano Fernando. Saludé a varios vecinos y con ellos recordé parte de mi infancia, ya que me fui con 12 años y solo regresaba en vacaciones.
      - Vamos a saludar a Modesta, me dijo mi hermano, aquella señora que está sentada delante de su casa.
      - Hola Modesta, aquí vengo con mi hermano Luis, el que vive en Madrid.
      - Pero Luisito, ¿cómo por aquí? Si casi no te reconozco, ¡hace tantos años que no vienes por el pueblo¡
      Y después de las presentaciones, va y me suelta:
      - Qué jodido eras para mamar.
      - Modesta, ¿qué me estás contando?
      - Pero bueno, Luisito, ¿no sabes que yo te di de mamar el primer mes de tu vida? Tu madre se puso mala y ya sabes que yo estaba criando a Zosi, mi hijo pequeño, que había nacido el mes anterior.
      - No sabía nada, Modesta. Me dejas sin habla.
      - Me habrás oído contar varias veces, intervino mi hermano, que Manolo, el de la Amada, es hermano mío de leche. Y que como él es más alto que yo, se debía llevar la mejor parte.
      La verdad es que me quedé muy sorprendido. Pero, al mismo tiempo, muy emocionado. Días después se lo comenté a la Conce, prima de mi padre, quién me comentó que en los años que yo nací (1949) no se llevaba eso de los biberones y que se ayudaban entre sí las madres que estaban criando en todo lo que podían. No solo en caso de “extrema” necesidad, como el caso que estoy contando.
      La vida era tan difícil entonces, que las madres iban a trabajar al campo pocos meses después de dar a luz. No había piedad con ellas. Y se llevaban al bebé en un capazo. Capazo que debían tener vigilado, según contaba mi madre, no fuera a entrar algún bicho.
      Pero si coincidía que alguna vecina de confianza también estaba criando, no era raro que llegaran a un acuerdo.
      - Te quedas en el pueblo con tu hijo y con el mío, y los das de merendar. Y cuando yo vuelva del trabajo en el campo, les doy el pecho a los dos.
      No es una leyenda, pero es mucho más bonito y, además, basado en hechos reales. Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola José Luis:
    Soy nuera de Concepción y de Eusebio, mi hija tiene 8 años. Por suerte La Conce tiene muy buena cabeza y nos ha podido contar muchas cosas. Lo de las amas de crías ya lo conocíamos puesto que mi tía candelas amamanto a mi marido.
    Finalmente hemos puesto la leyenda de la ermita donde estaba la Virgen de la PAul, la he recogido de un recorte de periódico publicado en 1997 por Albano García Abad.
    Muchas gracias igualmente por la información y por el blog que estás escribiendo.
    Es un buen legado para que nuestro pueblo no quede en el olvido y digo nuestro pueblo porque aunque yo hasta hace 15 años no lo conocía a logrado conquistar mi corazón

    ResponderEliminar
  6. Hola Nerea Leticia: Qué casualidad¡. Veo que hablamos de la misma Conce. Como siempre voy a verla cuando voy al pueblo, en mi próxima visita ya tenemos tema de conversación.
    Si estimas que alguno o todos de los comentarios que hemos intercambiado no deberían estar publicados en el blog, me lo dices y los borro.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jose Luis
    He estado hoy visitando Quintanaloranco, pueblo natal de mi abuela Paulina Saez. Hemos visitado lo que fue su casa, actual gallinero de un vecino del pueblo. Soy viznieta del, como se le conocía, Herrero. Tendrías algo de información de la familia. No tengo contacto porque mi abuela se fue de pequeñita y perdió todo contacto con su familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta:
      Yo me fui del pueblo con apenas 12 años, poco puedo informarte. A finales de este mes de Julio iré un día por Quintana, a ver si puedo obtener alguna información. Tengo algún recuerdo del herrero y lo que nunca se me olvidará es que había hecho un cochecito a un hijo suyo, que se montaba en él. Y nos gustaba que nos dejara montar a los demás niños. No se si idealizo demasiado, pero creo recordar que el coche tenía motor....

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Espero noticias tuyas. Si lo prefieres puedo pasarte mi correo. Ya me dirás si contactas con algún familiar mío. Gracias de nuevo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Que bueno, Jose Luis. La verdad es que eres la primera persona que me explica alguna anécdota de mi familia paterna. Toda información es de agradecer. Mil gracias, y si quieres te puedo pasar mi correo. Espero noticias tuyas

      Eliminar